Lo Que Usted Necesita Saber Acerca de la Blefaritis

Blefaritis. Difícil de pronunciar y casi tan difícil de manejar. Hay muy poca información disponible sobre cuántos estadounidenses sufren de este desorden ocular común, pero un estudio ha colocado la prevalencia tan arriba como el 47%. Teniendo en cuenta los efectos de la blefaritis varían desde completamente asintomático a afectar severamente a la visión y la calidad de vida, no sería sorprendente que haya muchos viviendo con esta condición completamente inconsciente. Igualmente no sorprendente sería el número de personas con blefaritis que siempre han pensado que algo no estaba bien, pero sólo lo puso a «Cómo son las cosas» o «debe ser el clima» o «es porque mi madre tiene tanto popurrí picante alrededor de la casa,» y ignoraron la incomodidad en sus ojos.

Entonces, ¿qué es esta misteriosa condición conocida como blefaritis?
Hay dos tipos básicos de blefaritis: anterior y posterior. La blefaritis anterior se refiere a la acumulación de bacterias de la piel (típicamente Staphylococcus), de las células muertas de la piel y de los aceites de la piel alrededor de las pestañas. Bajo el microscopio esto se parece como caspa de la pestaña, y de hecho, la blefaritis se puede asociar a menudo a la dermatitis seborreica y a la caspa del cuero cabelludo. La blefaritis posterior implica ciertas glándulas en los párpados conocidos como glándulas Meibomio y también se llama disfunción de las Glándulas de Meibomio. Durante blefaritis posterior estas glándulas experimentan cambios anormales, que resulta en sus secreciones, conocido como meibum, convirtiéndose alterado en su calidad y/o cantidad. La disfunción de la Glándula de Meibomio contribuye significativamente a la enfermedad de ojos secos y también se ha demostrado que se asocia con la condición de piel llamada rosácea del acné.

Usted ahora está probablemente está preguntándose si ustedes son una de estas personas desprevenidas caminando con caspa de pestañas o las glándulas meibomio mutantes. La manera más definitiva de saber si usted tiene cualquier forma de blefaritis es visitar a su médico del cuidado de los ojos donde una buena mirada detrás del microscopio revelará el diagnóstico. Se puede elevar la sospecha de algún grado de blefaritis si experimenta alguna o todo lo siguientes:

  • Ojos secos, irritados, ardientes, punzantes y/o picazón-los irritantes alrededor de los ojos en la blefaritis anterior pueden causar-usted lo adivinó-irritación. La mala calidad de la meibum también dará como resultado una capa lagrimal de baja calidad, que ocasionará ojos secos e irritados.
  • Ojos rojos, cualquiera de los blancos de los ojos o los márgenes de los párpados-con la irritación de los ojos viene alguna inflamación, que puede manifestarse como enrojecimiento.
  • Costra alrededor de los párpados y las pestañas-esto se observa comúnmente en la mañana al despertar.
  • Orzuelos recurrentes del párpado repiten-los orzuelos del párpado son el resultado de un folículo infectado de la pestaña o de una glándula Meibomio, muchas veces debido a la blefaritis circundante. Los episodios frecuentes de orzuelos son probablemente sus párpados que intentan decirle algo.
  • Creciente de sensibilidad del deslumbrar- con una inestable capa lagrimal a causa de blefaritis, esto hará que la luz se disperse de forma desigual al entrar en el ojo, lo que produce la sensación de deslumbramiento.
  • Lágrimas espumosas y pegajosas, usualmente asociadas con la mala calidad de las secreciones meibum producidas en la blefaritis posterior.
  • Visión que a menudo fluctúa con el parpadeo, o una sensación de empañado sobre la visión – este es el resultado de la blefaritis que contribuye a la sequedad ocular y capa lagrimal degradada.

Ahora que probablemente se ha auto diagnosticado con blefaritis, ya sea anterior, posterior o ambos (no es raro tener algún grado de ambas formas de blefaritis), es importante entender que actualmente no hay cura para la blefaritis. Las opciones de manejo y tratamiento son bastante sencillas pero requieren una cantidad significativa de paciencia y perseverancia debido a su naturaleza a largo plazo.

La blefaritis anterior generalmente se trata simplemente al limpiar la caspa irritante de las pestañas con regularidad. Un remedio casero fácil es usar champú dilatado para bebés, un detergente que no irritará la piel delicada alrededor de los ojos. Las toallitas o espumas especialmente formulados del párpado también están disponibles comercialmente con el propósito específico de limpiar la blefaritis anterior. Este tratamiento se debe hacer en una frecuencia aconsejada por su u doctor de cuidado de los ojos, basado en la severidad de la blefaritis, pero lo más probable es que implique un período inicial de hacer esto diariamente y luego reducir la frecuencia para mantener la blefaritis a raya a largo plazo.

La blefaritis posterior consiste en estimular esas pequeñas glándulas de Meibomio para que comiencen a secretar un meibum de buena calidad. El método viejo, pero aún muy efectivo, para lograr esto es el uso de una compresa caliente sobre los ojos para derretir las obstrucciones de los aceites, y luego y luego masajear los párpados suavemente para exprimir estos trocitos de mugre ablandados. Similar a la limpieza para la blefaritis anterior, esto tendrá que hacerse diariamente durante un cierto período de tiempo y luego continuar a largo plazo a una frecuencia más baja para mantener los resultados. Los estudios han demostrado que una ingesta saludable de Omega-3 y de aceites de linaza puede ayudar a controlar la inflamación de las glándulas Meibomio y a mejorar sus secreciones y los avances más recientes en tecnología han agregado el uso del laser del IPL para conseguir estas glándulas que se muevan. Para ambas formas de blefaritis, el uso de un buen lubricante de los ojos junto con las otras terapias ayudará a proporcionar algún alivio calmante a los ojos en el corto plazo.

En casos severos de blefaritis, un optometrista o oftalmólogo puede prescribir el uso de antibióticos tópicos y una pomada o gotas antiinflamatorias, y en casos realmente severos puede incluso recomendar el uso de un antibiótico oral. La blefaritis crónica severa sin tratar, puede provocar infecciones recurrentes y orzuelos del párpado, que pueden causar daño irreversible a la anatomía del ojo circundante, incluyendo la córnea.

Si se encuentra con ojos irritados que apenas obtienen alivio con las gotas lubricantes disponibles en el mercado, puede ser u inocente sufridor que padece de blefaritis. Una mirada más cercana detrás del microscopio con su médico del cuidado de los ojos ayudará a determinar la causa exacta y a dirigir un tratamiento más específico, poniéndole en el camino a un par de ojos más cómodos.

 

 

Referencias
Blepharitis in the United States 2009: A Survey-Based Perspective on Prevalence and Treatment. http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1542012412706201
Blepharitis PPP. https://www.aao.org/preferred-practice-pattern/blepharitis-ppp–2013
The International Workshop on Meibomian Gland Dysfunction: Executive Summary. http://iovs.arvojournals.org/article.aspx?articleid=2126267


← Back to Investigación y Publicaciones

Research & Publications

Man with dry eyes working on computer

The Link Between Dry Eye and Depression

If clinical depression involves sadness, low mood, and bouts of crying, you’d think it’d be more associated with watery …

What eye floaters look like

Food for Floaters

It’s a fly! No, it’s a spider! No, it’s a…. vitreous floater. Though you may be relieved to realize you’ve not …

Happy senior couple

Cataract Surgery Could Reduce Dementia Risk

With dementia affecting almost 6 million people in the US, it wouldn’t be unexpected that you may personally know of someone …